SEXO Y POLÍTICA: Los escándalos que hicieron temblar el panorama político


COMPOL 100: La revista Washington COMPOL lanza la convocatoria oficial para nombrar a Los cien profesionales políticos más influyentes del año. Envía tu nominación hoy: http://mprgroupusa.com/washington-compol/compol100-2019/

(Postula hasta el 28 de febrero)


Por Julio Alcalá

“No puedo estar en desacuerdo con alguien que quiere ser crítico con algo que ya reconocí que es indefendible. Ya dije que cometí un serio error y que lo siento”, se disculpaba Clinton tras meses de conocerse su affaire con Monica Lewinsky, pasante de la oficina oval de la Casa Blanca en Washington, a inicios de septiembre de 1998.

“Clinton se encuentra como un personaje de una película de terror, atrapado solo en una habitación en la que se le cierran las paredes. Necesita otro escape al estilo Houdini”, afirmó para entonces Allan Lichtman, especialista en temas políticos e historiador de la Universidad Americana, en Washington.

En la actualidad los escándalos sexuales suelen ser bastante importantes y, en la política, tener consecuencias gravísimas. En la antigüedad es probable que el sexo fuese un tema menos “tabú” y, por lo tanto, que dichos escándalos sólo importaran si estaban asociados a otros temas. Pero en cualquier caso, existían.

He aquí reseñas de algunos casos antiguos, otros contemporáneos.

 

John Edwards: El derrumbe de una carrera presidencial

La aventura del ex senador estadounidense John Edwards provocó la caída de su carrera por la Presidencia de los EE. UU. Se trata de Rielle Hunter, quien resultó embarazada durante la filmación de un documental antes de las primarias presidenciales de 2008. El escarnio incrementó con el fallecimiento de Elizabeth, esposa del político, dos años después, víctima de cáncer de mama.

Anthony Weiner: Casi, casi gana…

El congresista demócrata Anthony Weiner tenía una adicción al sexting y esto le afectó a tal extremo, que hundió sus aspiraciones a ocupar la alcaldía de Nueva York. El  escándalo estalló en 2011 y aparte de perder la candidatura, se divorció de nada más y nada menos que Huma Abedin, mano derecha de Hillary Clinton. Tras un desgaste incontrolable, fue sentenciado a 21 meses de prisión por incurrir en sexting y si te interesa esta historia, puedes ver su documental (con escenas reales), en Netflix.

Herman Cain: Un paso atrás por escándalo

Este político republicano, también aspiraba a ocupar la primera magistratura de los Estados Unidos, sin embargo, no contaba con que Ginger White, asegurara que sostenían una aventura que se extendió por más de diez años. Ese escándalo se unió a otras denuncias de acoso sexual y al final, el voto conservador, le dio la espalda.

Daniel Ortega: El padrastro

Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, fue acusado por su hijastra de violación. Zoilamérica Narváez reveló a través de una carta enviada a varios medios de comunicación en 1998 crudos detalles de cómo su padrastro abusó sexualmente de ella durante más de 19 años. Aunque no recordaba la fecha de la primera vez que fue abusada, no podía olvidar como Ortega la violó bruscamente cuando tan sólo tenía 11 años y hasta su edad adulta.

Tras denunciarlo sin éxito en varias ocasiones, en el año 1999 la joven presentó un escrito ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en el cual se alegaba que además de haber sido violada, el Estado nicaragüense violó su derecho a ser oída por un juez o tribunal competente. La CIDH lo admitió a trámite, pero en 2001 el Juzgado I de Distrito del Crimen liberó a Ortega a de las acusaciones porque habían prescrito.

El ‘caso Lewinsky’

Una becaria, una mancha en un traje y una infidelidad que sacó los colores al mismísimo presidente de los EEUU, Bill Clinton, allá por 1998. El escándalo estalló cuando la becaria Mónica Lewinsky confesó haber mantenido “relaciones inapropiadas” con Clinton durante su estancia en la Casa Blanca. Durante meses el ahora ex presidente negó rotundamente dichas acusaciones, pero unas grabaciones telefónicas llevaron al conocido como ‘Informe Starr’, en el que se probaba que Lewinsky y Clinton habían practicado sexo oral. La investigación culminó con una acusación penal en contra del presidente por un delito de perjurio.

Como en el caso de Ruby R., la prostituta que ha desencadenado en caso de Berlusconi, Mónica Lewinsky, se convirtió en una estrella mediática y en un icono sexual de los 90.

Berlusconi y las menores

El jefe del gobierno italiano Silvio Berlusconi fue acusado de prostitución de menores y abuso de poder en el ‘Caso Ruby’. A sus 74 años, el primer ministro de Italia está acusado de pagar por sexo a la menor marroquí Karima el Mahroug, apodada Ruby, entre febrero y mayo de 2010, y de presionar a la policía para que la joven quedara en libertad tras ser arrestada por un hurto.

‘Caso Nevenka’

En España, uno de los más conocidos fue el de la concejala del PP de Ponferrada Nevenka Fernández y el alcalde Ismael Álvarez.

En 2001, Nevenka presentó una querella contra su alcalde -del mismo partido- por acoso sexual que terminó en el año 2002 con el alcalde condenado a una multa de nueve meses a razón de 24 euros por cada día (6.480 euros) más una indemnización de 12.000 euros.

Álvarez dimitió de su cargo y Nevenka tuvo que marcharse fuera de España ante la presión mediática y la falta de apoyo de sus compañeros de partido.

Marilyn Monroe y John F. Kennedy: Un affair inolvidable

Ella, un símbolo sexual; él, el hombre más poderoso del mundo a inicios de los 60s con una supuesta química que causó una polémica indiscutible y que hasta ahora, es motivo de intrigas, investigaciones y especulaciones. Se trata de la actriz Marilyn Monroe y John F. Kennedy, un affair que en su momento, acaparó la prensa rosa y que aún hoy en día, causa cierto escozor, principalmente porque se dejan entrever implicaciones al más alto nivel que habrían originado la muerte de Monroe. Aunque nunca llegó a los tribunales y la imagen de Kennedy quedó impoluta. Aquel ‘Happy birthday…’ que la actriz dedicó al presidente dejó una huella que años después demostró el ‘latin lover’ que era Kennedy.

Donald Trump

El actual presidente de los Estados Unidos de América, Donald Trump, había sido conocido por sus amores y affairs desde hace décadas. Pero ahora, en la silla que dirige el país más poderoso del mundo, los escándalos sexuales toman otra dimensión.

Desde 2011 se escuchaba de un presunto romance entre Trump y la actriz porno Stormy Daniels, el cual habría ocurrido en 2006. Ya en la presidencia, trascendió que el abogado personal del mandatario, Michael Cohen, supuestamente pagó US$130 mil a la mujer, para evitar la discusión del affair. Ella demandó al presidente y su alegato se basó en que había un acuerdo de confidencialidad respecto al romance que carecía de la firma de Trump y por lo tanto, no era válido.

Otro caso es el de la exconejita Playboy Karen McDougal, quien afirmó que ella y el presidente mantuvieron una relación sexual en 2006, meses después de que la hoy primera dama Melania Trump diera a luz a Barron, hijo menor del presidente. Curiosamente el mismo año en el que Trump habría sostenido el encuentro sexual con Daniels.

Arnold Schwarzenegger: Se rompe una relación de un cuarto de siglo

Hace dos décadas, el reconocido actor y exgobernador de California, Arnold Schwarzenegger, sostuvo un romance con su empleada doméstica y eso dio fruto a un hijo, poniendo fin a 25 años de matrimonio con María Shriver, una periodista miembro de la familia Kennedy. La expareja ha sido vista en público con sus tres hijos y según declaraciones del actor, está arrepentido de haberle sido infiel.

 

Otros casos

  • El expresidente surafricano Jacob Zuma, elegido en mayo de 2009, fue absuelto de la acusación de violación de una joven seropositiva el 8 de mayo de 2006.
  • Gary Hart, allá por los 80, era gran esperanza del partido demócrata estadounidense. En mayo de 1987 anunció oficialmente su candidatura a la Casa Blanca. El ‘Miami Herald’ reveló que había pasado una noche con la modelo Donna Rice a espaldas de su mujer. El escándalo le llevó a retirar su candidatura.
  • El antiguo presidente de Zimbabue, Canaán Banana, fue condenado en mayo de 2000 a un año de prisión por “sodomía y otros crímenes sexuales” durante el periodo en que fue presidente, entre 1980 y 1987.
  • El ministro de la Guerra del Gobierno de Gran Bretaña de Harold Macmillan, John Profumo, mantenía una relación con una ‘showgirl’ – Christine Keeler- que a su vez tuvo encuentros íntimos con el espía soviético Yevgeny Ivanov. Dado el cargo que ostentaba Profumo y las tensas relaciones internacionales en plena Guerra Fría convirtieron el escarceo del ministro en un asunto de seguridad nacional.

El ex vicepresidente malasio Anwar Ibrahim podría fue severamente acusado de sodomía a mediados de 2015.

Antiguo Egipto 

Las crónicas del antiguo Egipto hablaban poco de sexo. Por estas razones, no sabemos mucho del tema… a menos que estuviese asociado con la política.

El primer escándalo sexual del que hay registro histórico ocurrió en tiempos del Imperio Nuevo de Egipto, hacia el año 1155 a.C.

Todo comenzó cuando el emperador Ramsés III fue asesinado por conspiradores dejando en gran debilidad el trono egipcio. Su hijo, Ramsés IV, pronto movilizó un grupo de jueces que determinaron que el complot había sido ejecutado por un grupo de aristócratas liderados por Tiye, segunda esposa de Ramsés que deseaba que su hijo (y no Ramsés IV) fuese el heredero al trono.

Los conspiradores fueron ejecutados, pero el escándalo alcanzó un nuevo aire cuando se destapó que algunos jueces habían sido seducidos por mujeres asociadas al complot. De los 3 jueces involucrados, a uno le cortaron la nariz y las orejas, el segundo cometió suicidio y el tercero salió librado con solo una reprimenda… seguramente porque fue él quien los delató.

Antigua Roma 

La sexualidad en Grecia y Roma era un asunto bastante más liberal que lo que estamos acostumbrados hoy en día. Así mismo, sus fuentes son abundantes y nos han llegado en mucha mayor cantidad y detalle que las del mundo antiguo… y a esto, sumemos, que tenían la costumbre de anotar por escrito muchas más cosas.

Las costumbres sexuales de los emperadores están entre las mejor registradas. Se sabe, por ejemplo, que Tiberio gustaba de ver a los más sensuales y “experimentados” jóvenes sostener tríos en su habitación, o que Calígula seducía a cuanta mujer casada apareciera por allí, firmando en el acto su divorcio de su marido.


EVENTO RECOMENDADO

La gala de los #Napolitans se llevará acabo el 5 y 6 de abril en Washington, D.C.
http://napolitans.org/ ⬅