En Latam “a las redes les queda mucho como para influir un resultado electoral”

Redes Sociales en Política - Marketing Político en la Red

Oswaldo Moreno es director ejecutivo de Consultores Políticos Independientes (CPI) en Ecuador y Argentina. Cuenta con más de diez años de experiencia asesorando a candidatos y partidos políticos en Latinoamérica, una experiencia que ha querido compartir con los asistentes a la II Cumbre Mundial de Comunicación Política, celebrada la semana pasada en Quito. Prlatam habló con él.

¿Este tipo de cumbres sirven más a los comunicadores o a los políticos?

La cumbre es un evento útil para todo tipo de profesionales, no solo para comunicadores y políticos. Elevar la calidad de nuestros funcionarios, periodistas, estudiantes, etc. aporta a nuestra democracia y ese tipo de aportes siempre fortalecen a nuestras instituciones y América Latina necesita una cultura de fortalecimiento institucional muy fuerte.

Oswaldo lleva una década asesorando a partidos políticos y candidatos. En términos de comunicación ¿qué es lo que más les cuesta entender a los políticos?

No creo que sea bueno generalizar porque hay todo tipo de casos. Como en medicina, la batalla está ganada al 80% si el paciente tiene la voluntad y confía en su médico. Hay muchos factores que influyen. En México, por ejemplo, se trabaja con partidos que son instituciones muy sólidas, como en Paraguay o en Argentina. En países como Ecuador o en Centroamérica se trabaja para personas. En  lo personal, me ha ido mejor con partidos porque respondes a una institución. Con personas es más complicado porque hay que tener en cuenta el círculo de amigos del candidato y al candidato mismo, por lo que depende mucho de cada caso. En España es distinto. Se conserva más el aspecto ideológico a diferencia de Latinoamérica, que pasa más por demandas sociales y necesidades populares que por el aspecto ideológico.

Con respecto a las elecciones de Perú, que tuvo lugar hace una semana, Luis Castañeda se perfilaba en principio como favorito, pero su popularidad cayó en los últimos meses y finalmente se quedó fuera de la segunda vuelta ¿cuáles fueron sus errores?

Hay un error clásico en América Latina y en eso yo respeto mucho a los profesionales de otros países que son bastante cautos a la hora de hacer pronósticos. Los latinos somos más rápidos para hablar; más cálidos. Honestamente no me sorprende lo ocurrido en Perú. Lo de Humala se venía venir. Perú, por mucho crecimiento económico que tenga, es un país con unas administraciones sociales muy fuertes, con la población indígena y la Corte Andina. Y es el país latinoamericano más centralizado. Preveo una segunda vuelta bastante apretada. Yo creo que podría ganar Humala. Ojalá sea un Lula andino y no un Chávez peruano. En cualquier caso, las encuestas son herramientas extraordinarios de diagnóstico.

Su ponencia en esta Cumbre se centró en la democracia plebiscitaria y en la dinámica electoral del referéndum. ¿Cómo tiene que organizarse la campaña de un referéndum para movilizar el voto en el sentido que al candidato le interesa?

Más que una estrategia para un referéndum, nosotros nos centramos en la realidad del país. Hacemos análisis de cuáles son las características de un proceso revocatorio, más que de la estrategia. En el caso de Ecuador, analizamos las características de esta elección, distinta a las habituales: no es una elección pluripersonal, ni uninominal. Es una elección nacional en la que se pone a prueba una tesis de un partido o de un presidente. Con respecto a la democracia plebiscitaria, inventada en la región andina y utilizada para la consolidación de la Unión Europea, por Pinochet y por Álvaro Uribe, los candidatos que quieran participar en este tipo de contienda tienen que incluir en su debate a todos los sectores de la sociedad. Lo más importante es que no existe fórmula mágica, ni consultor estrella, ni barita, ni mago que construya un vencedor; eso es innato en el candidato y, sobre todo, quien toma la decisión final de quién gobierna es la gente. Los votantes son los que deciden que estén los Chávez o que se vayan los Chávez; los que ponen a los Correa o sacan a los Correa; los que ponen a los Zapatero o sacan a los Zapatero. Es la sociedad civil la que decide. Vivimos en democracias y hay que respetar las reglas de juego.

El próximo mes habrá referéndum en Ecuador ¿cómo valora la comunicación que está haciendo Correa respecto a la cita del próximo 7 de mayo?

Correa es un tipo bastante interesante, con un perfil que no existía desde hace tiempo en Ecuador. Si usted entrevista a cualquier joven de ecuador de entre 15 y 22 años, es un chico que ha tenido quince jefes de Estado a lo largo de su vida. Ha tenido más jefes de Estado que relaciones amorosas. En este sentido, el presidente Correa ha devuelto la seguridad, la institucionalidad y el respeto que la figura presidencial había perdido. Pienso que las preguntas del próximo 7 de mayo están muy bien articuladas. Las preguntas sobre los toros van a generar mucho el debate. También puede haber conflicto en la pregunta sobre los juegos de azar. Luego están las preguntas de fondo como la de la justicia o el penalizar el enriquecimiento ilícito privado. Creo que hay muchas preguntas: algunas de fondo y otras como para distraer o satisfacer a sectores no tan influyentes en la sociedad. Ojalá que gane la democracia y que, independientemente del resultado, los actores, tanto opositores como locales, valoren la democracia en que vivimos. Yo creo que lo que debería hacer el Presidente es llamar a una gran concertación porque Ecuador lo necesita.

¿Hay que tener también en cuenta las redes sociales a la hora de enfrentar un referéndum?

Claro. Las redes son herramientas muy interesantes, pero sólo son herramientas. No caigamos en el error, que está pasando, de pensar que son la panacea. Hay que tener el sentido de la ubicación. Se está haciendo una suerte de ‘Obamanía’ en Latinoamérica, y América Latina es totalmente distinta a Norteamérica. La realidad nuestra es la realidad Iberoamericana, con unos tópicos y una forma de pensar distinta a la norteamericana. Se dice que Obama ganó por la red, pero Obama no gano por las redes. Obama es uno de los oradores más grandes que ha conocido Estados Unidos; cualquier niño de primer grado de escuela entiende a Obama. No es cualquier persona del pueblo; es hijo de un gran pensador africano y una ‘gringa’ del centro de Estados Unidos. Además, en América Latina los valores influyen bastante en el voto; los padres de familia pueden inducir el voto de sus hijos. Por otra parte, las redes tienen una falta de alcance. Las estadísticas dicen que en el continente está conectado el 60% de la población pero si se mira el tiempo de conexión quizá ni el 15% llega a más de una hora al día de internet. Son herramientas electorales pero en América Latina todavía les queda mucho como para influir un resultado. Como caso práctico está el de Antanas Mockus: tenía cinco millones de seguidores pero sacó un millón de votos. Quizá en un plazo de diez años tengan una influencia más marcada, pero, por lo pronto, son una herramienta más; como poner una valla.

Fuente: www.prnoticias.com