“La clave del marketing político es hacer un buen análisis de la realidad” J. R. Caso (Ketchum)

Politica 2.0

Jose Ramón Caso, CEO de Ketchum LenciPublicAffairs, repasa los “fallos” de los partidos en marketing político 2.0: “En España es dificil encontrar el botón de afiliarte o de colaborar con la campaña”. En un desayuno organizado por la Asociación de Marketing de España en colaboración con Ketchum Pleon sobre “claves que marcarán el futuro de la comunicación y el marketing político”,  Jose Ramón analizó la evolución de las estrategias políticas, desde los mítines tradicionales hasta la inclusión de las redes sociales, bajo el telón de fondo de la campaña electoral a los comicios del 20N en España, según recoge El Programa de la Publicidad.

Tras diferentes ejemplos Caso explicó cómo las estrategias de marketing político no han cambiado mucho en los últimos 74 años. Las constantes para llegar al electorado y la ciudadanía siguen siendo las mismas: “Un líder carismático, la transmisión del mensaje a través de los medios audiovisuales, el análisis de la realidad hacia un futuro mejor y la exaltación de la juventud como motor del cambio”. Todo bajo la estela de la participación, y la premisa de que en política si no comunicas no eres nada. Así ha resaltado cómo hoy en día las campañas electorales a través de sus canales de comunicación, ya sean offline u online, siguen reforzando el valor de las RRPP, y ha señalado la campaña de Barack Obama de 2008 como el mejor ejemplo.

En su opinión Barack Obama ganó los pasados comicios presidenciales en Estados Unidos porque dotó a toda su estrategia electoral de una autenticidad y consistencia ejemplar, tanto en el mensaje como en sus actos, y que estuvo basado en la generación de confianza hacia la resolución de los problemas reales y la participación de los jóvenes. La clave del marketing político radica en hacer un buen análisis de la realidad, diseñar una estrategia muy clara en función de dónde queremos llegar, segmentar e identificar el público al que quieres llegar y tener consistencia y coherencia en el mensaje y las herramientas que utilizas. El éxito de Obama radicó que desde 2 años antes de las elecciones construyó una idea de esperanza, de cambio que caló en la sociedad, muy dirigida a la gente joven, llamando a la participación y generando entusiasmo a través de estos tres conceptos: “Esperanza, acción y cambio”.

Para el CEO de Ketchum LenciPublicAffairs, “es precisamente el papel de la gente en primera persona, la segmentación y el entusiasmo, donde -según Caso- los partidos y candidatos en España tienen todavía mucho que hacer. En sus webs y herramientras de campaña, por ejemplo, no facilitan la participación; es difícil encontrar el botón para afiliarte y colaborar de manera económica o voluntaria en la campaña. Y es que en su opinión, para hacerte creíble ante los electores, primero tienes que pedir su ayuda y participación, generando empatía, espontaneidad y frescura en tus mensajes, para luego utilizar las herramientas de comunicación y marketing de la mejor manera posible: “Las herramientas no son de nadie: Los instrumentos políticos son siempre del que mejor sabe utilizarlos”.

Fuente: Marketing Directo