¿Qué es y cómo entender la Política 2.0?

Web 2.0

Por 

Hace ya casi dos décadas había quien veía en la proliferación de Internet un avance hacia nuevos paradigmas del Ser Humano.
El aspecto que ha sufrido un cambio más importante a este respecto (bajo mi punto de vista) ha sido la comunicación. Y es que cuando no existía la “Red de redes” resultaba muy difícil que un individuo o un grupo de individuos pudiéramos comunicarnos de forma masiva con otros a no ser que utilizáramos los medios de comunicación ya clásicos como la radio, el periódico, el libro, la televisión… Sin embargo Internet ha traído, entre otras cosas, poder comunicarnos con una o distintas personas sin importar la localización geográfica con una simple máquina (como un ordenador o un teléfono móvil) y una conexión a la Red.
Teniendo en cuenta la creatividad del ser humano no es de extrañar que se quiera  explotar estas aplicaciones a distintas facetas de la vida. Así que con la aparición de la web, esta tecnología es aprovechada para la comunicación masiva en muchos campos.
Entre ellos nos encontramos a los propios partidos políticos, la clase política, las Instituciones… Y de esta forma el ciberespacio se va llenando de páginas relacionadas con la política.
Pero alrededor del año 2.004 empezó a aparecer un término que volvería a dar un fuerte impulso a las TIC´s[1]: las herramientas 2.0.
Politica 2.0Estas herramientas (grosso modo) son las que hacen posible que podamos interactuar en una página web de forma más amplia que antes. Pero es que además dan un paso más posibilitando crear y desarrollar las Redes sociales y profesionales, blogs, microblogs, sindicación mediante feeds, etc.
Y todo esto puede traer un pequeño halo de esperanza a nuestras maltrechas democracias si no nos quedamos en la superficie y somos capaces de sacarle partido y utilizar estas herramientas para transformar nuestra realidad social y política. Pero vamos por pasos…
Estos nuevos paradigmas nos dan posibilidades en dos sentidos desde un punto de vista político:
  • El no institucional: como ha pasado en los Movimientos “Indignados”, 15M, etc. que han utilizado de forma muy inteligente las TIC´s para organizarse sin tener una estructura institucional que mantuviera y sostuviera la acción social y política. Utilizando las redes sociales, blogs, etc. han sido capaces de organizarse y llevar a cabo una acción colectiva que muy difícilmente se podría haber hecho con anterioridad.
  • El institucional: es una forma de poder interactuar virtualmente con la clase política y la Administración Pública para que puedan saber de primera mano nuestras demandas.
Estas transformaciones han llevado a diversos autores a hablar de  Gobierno Abierto que se puede definir como el “que entabla una constante conversación con los ciudadanos con el fin de oír lo que ellos dicen y solicitan, que toma decisiones basadas en sus necesidades y preferencias, que facilita la colaboración de los ciudadanos y funcionarios en el desarrollo de los servicios que presta y que comunica todo lo que decide y hace de forma abierta y transparente” (César Calderón: 2011). Esto hace que el ciudadano pueda participar de forma más activa en la política y en la toma de decisiones, es decir, pasa de ser un sujeto pasivo para formar parte del proceso político de forma activa.
Pero, ¿cómo explicar el porqué de estas posibilidades? Creo que los medios de comunicación tradicionales ya comentados permitían una comunicación unidireccional y centralizada que solía ir de lo “político” a lo “social”. De modo que lo “político” generaba una información muy encorsetada y dirigida sin la posibilidad de que una réplica tuviera cierta dimensión. En cambio mediante estas herramientas 2.0 ese flujo de información puede llegar a ser bidireccional con todo lo que ello implica para todas las partes.
El problema es que para todo esto son necesarios una serie de cambios, los cuales dudo que interese a la clase política:
  • Que todo lo “político” sea transparente: la asistencia de los representantes a sus asambleas y órganos de decisión, los ingresos que perciben por su trabajo al servicio de la ciudadanía, las decisiones que se adoptan… A esto también hay que añadirle sinceridad a la hora de ser transparentes.
  • Que crean realmente en la cercanía de la política como medio de mejora de los procesos y del propio sistema. Para ello no deben utilizar sólo las Redes sociales para comunicar sus acontecimientos y noticias, sino interactuar con la ciudadanía y utilizar la tecnología para demostrar (entre otras cosas) que también forman parte del conjunto de la sociedad, etc.
  • Que estén por la labor de cumplir realmente con las expectativas de los representados.
Porque aunque haya quien no se lo crea todo esto también tiene un aspecto muy positivo para ellos: la recuperación de la legitimidad que pierden día tras día debido a sus actuaciones.
Se podría decir que Barack Obama ha sido uno de los primeros políticos que ha aprovechado estas tecnologías y las posibilidades que se ofrecen para ganar las elecciones presidenciales de USA en 2008. Para ello el actual Presidente estadounidense tomó partido de forma activa en las redes sociales mediante las cuales fue capaz incluso de conseguir grandes recursos económicos para su campaña electoral utilizando para ello su Blackberry de forma incansable así como distintas TIC´s. E incluso para este año ha creado una “playlist” mediante la que se puede escuchar la música que utiliza en su campaña para las elecciones presidenciales de este año.
Pero creo que los ciudadanos debemos exigir mucho más para que estas herramientas de Política 2.0 nos sirvan para dar un giro necesario en nuestras democracias.
Un buen ejemplo de esto lo podemos encontrar en dos iniciativas que me han llamado mucho la atención y me parecen muy buenas:
  •  www.gobierno20.es: “es el espacio donde todos gobiernan, el congreso en las calles, donde entidades y ciudadanos se unen para avanzar juntos hacia una sociedad más colaborativa, un espacio para todos”.
  • www.opendatacongreso.orgpretende controlar la asistencia de los diputados. También se plantean saber qué propuestas hacen nuestros políticos, las comisiones en las que trabajan y sí lo hacen, etc. para que los ciudadanos podamos valorarlas.
Estas son iniciativas muy nuevas y a las que le faltan desarrollo pero quizás pueden ser el embrión de una nueva forma de entender y practicar la Política.
Por último dejo aquí una serie de reflexiones para que cada uno/a las responda y las comente en el blog:
¿Estas herramientas de Política 2.0 están pensadas para que los políticos se acerquen a los ciudadanos o al contrario? ¿Debemos los ciudadanos cambiar también nuestra forma de participar e involucrarnos más en la Política? ¿Pueden o deben estas técnicas forzar un cambio de sistema, o por el contrario deben ayudar a legitimar nuestros regímenes y corregir los fallos? ¿Estarán preparados los representantes para asumir estos cambios? ¿Pueden y deben ayudar estos cambios a cambiar a su vez la burocracia para hacerla más accesible? ¿Debe facilitar esta tecnología que el representado proponga el “qué” y el representante trabaje sólo por el “cómo”?
Os invito a todos/as a que participéis en esta reflexión aportando vuestras ideas en el blog. También podéis registraros, seguirme en Twitter, Facebook…