Obama innovando en su estrategia de recaudación de fondos

Obama - Recaudación de fondos

Por David Iglesias Pérez

La campaña de Obama envió hoy un curioso email. Fue un día de malas noticias; por tercer mes consecutivo, Mitt Romney recaudó más para su campaña (101,3 millones de dólares solo en Julio). Chicago (forma de referirse a la campaña de Obama, en el argot electoral estadounidense) llevaba ya mucho tiempo quejándose de la diferencia y pidiendo dinero a sus seguidores, y ya no había margen para comunicar el tema sin ser repetitivo y aburrir a los seguidores.


¿Solución? La que siempre funciona en la campaña online: innovar. Así, por primera vez envió un correo electrónico que no contenía nada escrito. Absolutamente nada más allá del “pagado por Obama” y la letra pequeña del final que permite al usuario darse de baja de la lista de envío, etc. Tan sólo una infografía gigante, como esas que se están popularizando en las redes sociales, especialmente en espacios como Pinterest.

Más bien parece un poster digital, en el que se desglosan los números, las cifras feas de explicar. Y, de arriba abajo se cuenta una historia, se transmite un mensaje. ¿Cuál? El de siempre: tenemos que recaudar más. ¿Novedad? Se cuenta de forma simpática y se le pone buena cara al mal tiempo de unos datos recaudatorios que en verdad empiezan a ser preocupantes.

Traduzco la historia, porque merece mucho la pena seguir bien el hilo argumental. “Tenemos 92 días hasta el día de la elección. ¡No es mucho tiempo! Estamos empezando a estrechar el margen de recaudación entre nuestra campaña y la de Romney [gráfico donde se ve que, aunque Romney recaudó más en julio, la diferencia no fue tan amplia como en junio].

Si eres una de las 761.546 personas que donaron en julio, gracias. ¡Y choca esos cinco!

Pero nos han ganado por tercer mes consecutivo. Si no mejoramos, estamos en apuros. Porque estamos en contra de los multimillonarios y los super PACs que están canalizando cantidades de dinero sin precedentes para derrotar al presidente Obama en esta elección. [A continuación, se ofrece una comparación: 188.679 personas que donan una media de $53 equivalen a una promesa de Sheldon Adelson –el magnate de los casinos que quiere construir Eurovegas en España- de dar $10 millones].

Recaudar menos implica que gastan más que nosotros en anuncios. Así es como pinta el tema [gráfico de barras comparando el nivel de gasto en anuncios televisivos de ambas campañas en los estados clave].

¿Podemos ganar si recaudan más que nosotros? SÍ. Pero tenemos que estrechar esa diferencia lo máximo posible. Y tenemos que seguir expandiendo nuestra red de organizadores haciendo más para movilizar apoyos de lo que cualquier anuncio de televisión podría. Más organizadores significa más voluntarios y votantes animados y registrados. Y así es como ganamos.

Si echas una mano hoy estarás reduciendo esa diferencia y financiando a personas como éstas [imagen de dos voluntarios]. Dona. Vamos” (animando de forma positiva a ponerse en marcha).

Vemos pues cómo Obama es de nuevo fuente de innovación y de creación de nuevos lenguajes de comunicación política. Lección del día: cuando tu campaña se quede sin ideas y tengas que repetir lo mismo, no sólo di lo mismo pero contado de forma creativa y original (hasta aquí nada nuevo bajo el Sol), sino innovando en el medio empleado. Así, ciertamente el medio se convierte en el mensaje, ya que como vemos en este caso, es el hecho de innovar en cuanto al medio lo que hace que el receptor se vuelva a fijar en el mensaje, a pesar de ser conocido.