¿Cómo planificamos una campaña electoral online?

¿Cómo planificamos una campaña electoral online?

Por César Calderón

A raiz del post de ayer sobre algunos errores que se cometen en nuestro país a la hora de planificar y construir una campaña electoral online, he recibido unos cuantos correos en los que se me preguntaba sobre el tema. Concretamente – y evadiendo la construcción y desarrollo de la identidad digital del candidato, que se da por supuesta-   sobre el momento  de la campaña electoral y la planificación operativa del ecosistema técnico necesario para llevar a buen puerto una campaña en internet.

Para empezar: ¿ Cuando comenzamos? Parece claro que en las campañas tradicionales los preparativos serios comienzan poco antes de ser convocadas las elecciones, hay una labor sostenida de aproximadamente un mes y medio que culmina con la locura de la propia campaña. En total, entre dos y tres meses de trabajo.

Olvídense de que esta temporalización funcione en Internet, por ponerles un ejemplo,Barack Obama dio el pistoletazo de salida a su campaña casi ocho meses antes de la fecha de su celebración, constituyó sus equipos estables a más de cinco meses de las elecciones y a falta dos meses del día de votación, ya tiene sus equipos de grassroots perfectamente engrasados. Por contretar yo diría que para lanzar con garantías una campaña en la red hacen falta al menos seis meses de trabajo. Y del duro.

Hoy quiero hablarles exclusivamente de la primera etapa, quizá la menos divertida, pero necesaria para después disponer de todos los espacios, canales y sobre todo información que haga que cuando llegan los últimos días de campaña, los momentos de los nervios, los gritos, las broncas, y  las carreras ( Si no hay nervios, gritos, broncas y carreras, amigo, eso no es una campaña electoral), se disponga de un aparataje suficientemente robusto, posicionado y flexible, que aguante desde la genialidad más loca del último creativo lleno de cafeina, hasta  que sirva para explicarle al candidato – o a su segundo- que quizá no es tan buena idea lanzar un nuevo site o un genial video a dos días de la votación.

Pues bien, en este primer momento, antes siquiera de haber encontrado los lemas, los mensajes, antes de haber decidido los colorines, los discursos, e incluso antes de que haya candidato, es necesario hacer muchas cosas y tomar un buen numero de decisiones. Y para explicarlo de forma simple, nada mejor que el modelo desarrollado por el consultor  Pablo Matamoros, principal artífice de la campaña electoral del actual presidente chileno Sebastián Piñera hace ya tres años. El gráfico que viene a continuación es una adaptación que he realizado del mismo incluyendo algunos pequeños cambios.

 

Como ven, el gráfico se divide en dos areas, la primera es la web (o mejor, el ecosistema de webs) de campaña, sobre el que además del correspondiente e imprescindible trabajo de SEOSEM, posee dos líneas con flujos de ida y vuelta, arriba todos los posibles dispositivos de comunicación personal con militantes, activistas y stakeholders, y abajo la construcción de Bases de datos que nos permitan lanzar mensajes microsecmentados además del CRM.

La segunda area es la más importante a nivel estratégico, la Escucha Activa, que nos debe a permitir por un lado conocer las preocupaciones ciudadanas, temas clave de campaña, posicionamiento de partidos y candidatos así como las fortalezas y debilidades  de todos los actores de la campaña expresadas en internet -redes sociales, medios, blogs, foros y demás- , y por otro lado de instrumento de medición permanente de nuestras acciones.

Enlace: COSMOS, plataforma de Escucha Activa desarrollada por Autoritas Consulting

Fuente: Blog de César Calderón