Un Senado que da risa

Alpha-House-Amazon-Original

Por: Luis Tejero

Cuatro senadores –todos republicanos, pero cada uno de su padre y de su madre– comparten apartamento en Washington. Es el punto de partida de Alpha House, una serie recién estrenada que se suma a la lista de comedias políticas junto a la británica The Thick of It, la canadiense Dan for Mayor o las también estadounidenses Tanner ’88Spin CityVeep y 1600 Penn.

Alpha House es la primera serie de producción propia de Amazon. Consta de 11 capítulos y, aunque su argumento parece inverosímil, lo cierto es que se basa en una historia muy real: el piso compartido de los demócratas Chuck SchumerDick DurbinGeorge Miller y Bill Delahunt.

En la ficción, los cuatro protagonistas pertenecen al partido rival y responden a estereotipos más o menos inspirados en políticos de carne y hueso:

  1. Gil John Biggs. John Goodman (ArgoFlight) interpreta a un entrenador de baloncesto metido a senador por Carolina del Norte. Perezoso y acomodado, deberá enfrentarse a unas difíciles primarias contra otro popular entrenador reclutado por el Tea Party.
  2. Robert Bettencourt. Un veterano legislador de Pensilvania cuyos movimientos vigila de cerca el Comité de Ética. El papel lo desempeña Clark Johnson, quien hizo de periodista en The Wire y que también ha dirigido capítulos de esa misma serie y de Homeland.
  3. Louis Laffer. Los guionistas dan a entender que es gay, pero no termina de salir del armario. Al verse desafiado en las primarias de Nevada por un machote sobrado de testosterona, intenta exagerar su masculinidad aceptando un premio homofóbico (“Di no a la sodomía”) o embarcándose en un peligroso viaje a Afganistán. El personaje corre a cargo de Matt Malloy, un secundario habitual en decenas de películas y series.
  4. Andy Guzman. Cubano-estadounidense de Miami, ligón y recién divorciado. Coincide con Marco Rubio en una parte de esa descripción y también en su ambición por disputar las elecciones presidenciales de 2016. El actor es Mark Consuelos, nacido en Zaragoza.

Los tres primeros episodios pueden verse o descargarse gratis en Amazon. Que nadie espere la típica comedia para troncharse con un chiste detrás de otro, porque más bien se trata de una crítica simpática de los politiqueos del Capitolio. Cada capítulo dura sólo 25 minutos, así que no cuesta nada –literalmente– darle una oportunidad a esta nueva serie. Ahí va el tráiler oficial:

Fuente: Blog de Luis Tejero