El mito de las redes sociales en las campañas políticas

vote_facebook

Por: Leonardo Gil

Con rostro sonriente, alegre y aire de triunfador el candidato exclama “Estamos ganao, ya llegamos a cien mil like en nuestra página, con esos votos ganamos la elección”.

Desde que Barack Obama irrumpiera en su campaña presidencial de 2008, el marketing político cambió. No en su esencia, pero sí en la manera de llegar a la gente. El uso de las nuevas tecnologías y medios sociales amplio la carretera del marketing político a tres pistas:aérea (radio y tv), terrestre (impresos y personales) y digital (redes sociales).

Lo novedoso y vertiginoso de la pista digital ha creado algunas confusiones en muchos candidatos y jefes de campaña al pretender por ejemplo homologar un like con un voto, pero en la realidad no existe una relación causa-efecto entre la popularidad que tiene un candidato en las redes sociales y las intenciones reales que tendrán los electores el día de la votación. Y es que con las redes sociales no se ganan elecciones, sin embargo no por esto dejan de ser una herramienta importantísima en una campaña electoral ya que te ayudan a transmitir el mensaje y a movilizar la población.

Los políticos deben tener claro que el objetivo principal de la pista digital (las redes sociales) es: generar comunidad. Lo que se debes hacer es, dar acceso, a través de éstas, a otros contenidos que el votante no tenga en otros medios. Por ejemplo, cada día la gente se vuelca más de la televisión a internet.

foto guineoLa pista digital hace impostergable que los líderes y candidatos se muestren mas humanos al momento de presentarse a los electores, al conectarse con ellos y despertar sus emociones, mostrarse más cercanos, no presentar esa imagen con discurso triunfalista, ya que lo hace más propenso a los ataques, pero sobre todo le hace lucir alejado y distante de la población, de sus necesidades e inquietudes. En las redes no hay líderes imbatibles, tampoco hay arquetipos definidos; todo está sujeto a un escrutinio cada vez mayor, es un ambiente donde la gente no solo escucha y ve, sino que también opina y genera contenidos, por lo cual la de ahora es una política totalmente vigilada y transparente.

El aspecto esencial y la clave de una campaña exitosa es despertar emociones. Que sea capaz de motivar, conmover y mover al elector con sentimientos muy potentes como el amor, la esperanza o el miedo. En ese contexto la pista digital nos ayudan al doble desafío: primero que vayan a votar, y luego que lo hagan por ti. Y la clave está en interesarlos, presentarles algo atractivo a los votantes, con propuestas diferenciadoras para que vayan a votar.

No son las redes sociales en sí, importantes en una campaña electoral, sino el uso que se haga de estas herramientas lo que va a definir la importancia que jueguen estas. Es un trabajo de acompañamiento, de escucha activa, de interacción con la ciudadanía lo que puede posicionarlo como aspirante o líder fuerte al cual tenemos que seguir. Pero por el hecho de tener muchos seguidores o tener una cuenta en Twitter o Facebook jamás nadie ha ganado ni ganará una elección.

Fuente: Últimas Noticias