Política 2.0 y la gestión local

Social Media Interaction

“Lo que llamamos realidad es resultado de la comunicación” – Paul Watzlawick

Por: Alejandro Contreras

El mundo de la tecnología ha avanzado velozmente, la comercialización de computadoras portátiles, teléfonos inteligentes (smartphones) y tabletas digitales (tab), unidos al aumento de cobertura y acceso a la web ha cambiado un poco la visión y percepción de nuestro presente-futuro, unido a la idea de comunicar y esto no es ajeno al campo de la política. Han pasado varios años desde la incursión de la tecnología y el internet en la primera campaña electoral – el surgimiento de lo que hoy denominamos Política 2.0 – fue en el 2004 cuando Howard Dean, un precandidato demócrata en las elecciones de Estados Unidos quien inicio su camino a La Casa Blanca usando el Internet como plataforma para recolectar fondos de sus seguidores y colaboradores de su campaña, aunque Dean no logró pasar de las primarias del partido demócrata, este modelo fue usado cuatro años después en el 2008 y de manera exitosa por Barack Obama, en gran parte fue una de las estrategias que colaboraron en su elección, rompiendo muchas predicciones, y finalmente ocupar el cargo de Presidente de los Estados Unidos.

Pero para Obama el uso de las TIC [Tecnologías de la Información y la Comunicación] no todo se detuvo con la elección, su equipo de gobierno y de manera constante ha usado las redes sociales para interactuar con la ciudadanía, brindando información relevante a su gestión a través de ellas. Otros casos similares pasan en nuestra región, a primera vista podría afirmar que a los gobiernos nacionales les va mejor y gestionan de manera mas efectiva sus perfiles en redes sociales y el manejo de Política 2.0. Pareciera que en grandes dimensiones el uso de las TIC para la comunicación de gobierno funciona mejor, ejemplos como el expresidente Hugo Chávez en Venezuela, Cristina Fernández en Argentina y en Colombia políticos como el expresidente Álvaro Uribe quien le ha dado un excelente manejo a su cuenta de Twitter siendo siempre foco de noticia, estas personalidades son ejemplo de quienes hacen un uso constante de las redes sociales para comunicar e interactuar.

En contraste, por los lados de los gobiernos locales o municipales parece no funcionar tan bien este asunto, muchos dirigentes de gestión local hacen un uso de las redes sociales casi siempre de manera mecánica para comunicar gestión, de manera fría y repetitiva, pero con muy poca interacción con la ciudadanía. Suele postear información pero sin ejercer retroalimentación por parte de la sociedad civil. Tal vez exista una creencia en pensar que por ejercer gobierno en un espacio reducido seria más fácil la interacción con los ciudadanos, pero en muchos casos no funciona así. Nuestros gobernantes locales deben entender que la comunicación política es el intercambio de información entre los políticos, medios de comunicación y la ciudadanía en general, además que sencillamente el uso de las tecnologías al servicio de la política es lo que permite un intercambio de manera directa y sencilla. Un político o funcionario que no comunica la gestión, no gobierna completamente, y ¿qué es la gestión? Es lo que una institución hace y la forma en que lo hace, y es su obligación darlo a conocer a la opinión pública y ciudadanía en general. No se puede gobernar bien y comunicar mal.

Y entonces ¿Por qué utilizar plataformas de redes sociales? Por cuestiones sencillas, la revolución en la información ha cambiado la manera de recibir noticia por parte de la ciudadanía. El uso de redes sociales para informar gestión implica de paso que se tiene transparencia al comunicar todo lo que se hace, es un proceso horizontal (individualizado con cada ciudadano), permite la participación abierta a cada persona que tenga acceso a ellas y brinda la oportunidad directa de interacción con la población, conociendo así su opinión y su grado de satisfacción o inconformidad con la gestión. En cuanto al manejo de las redes sociales debe ser simple, el mensaje debe ser dicho con calma y muy breve. Un político es un narrador de historias. La regla de la brevedad es primordial – como en el Twitter y sus 140 caracteres -, la recepción es directa, en vivo, sin intermediar por ningún otro medio. Un gobierno esta siempre en campaña permanente, esta implica una comunicación proactiva, que escucha – dos vías – y que mira adelante. Debemos hacer llegar este mensaje y empujar a las administraciones locales a entrar al mundo de vanguardia tecnológica, es de suma importancia el uso de las TIC [Tecnologías de la Información y la Comunicación] a la hora de gobernar, pues mientras se comienza a hablar de Política 3.0 algunos gobernantes aun ven con temor este campo de la comunicación política.

Fuente: Blog de Alejandro Contreras