Donald Trump: un hábil manipulador y estratega digital efectivo

Por: Christine Suta

Trump cerró el 2015 con 43 millones de menciones en Twitter y con más de 11 millones de seguidores entre Twitter, Facebook e Instagram. Nos caiga bien o no, este hombre y precandidato por el Partido Republicano a las elecciones de Estados Unidos 2016, definitivamente domina las redes sociales con un estilo único y aprovechando a su favor todo lo que estos nuevos medios ofrecen a cualquier político.

Polémico desde siempre y un hábil manipulador de opiniones, puedo observar algunas lecciones que Trump nos deja (hasta ahora) sobre cómo manejarse en las Redes Sociales usando los principios básicos de comunicación, atracción masiva, personal branding y estrategias digitales.

Suta1.- Sabe que Twitter no es una tribuna. Un político debe tomar en cuenta que cuando postea en Twitter no está parado en el atril dirigiéndose al público presente con micrófono en mano. Esto lo entiende muy bien Trump que ha usado este canal no sólo para hablar sino para escuchar lo que dicen sus seguidores y se ha tomado el tiempo de responder a conveniencia y con ojo clínico algunas intervenciones. Aunque los seguidores en Twitter no representen a la población completa, escucharlos es una excelente forma de “Pisar la calle” y conocer de primera mano el pulso social.

2.- Actúa de manera natural. Entretenido, auténtico y audaz, sin duda alguna son los adjetivos para este personaje con su estilo único logrando que su contenido provoque una reacción emocional. Risas, carcajadas, preocupaciones y reflexiones que hagan pensar y que provoquen compartir naturalmente. Trump genera mucho de su contenido en redes sociales y lo postea directamente a diferencia de otros candidatos que tienen su equipo y buscan preparar y curar el contenido a mostrar. Esta estrategia le permite llegar directamente al votante sin filtros ni poses.

3.- Posiciona temas de interés (¡Y sin necesidad de bots!). Trump sabe cómo hacerlo valiéndose inteligentemente (o a veces ofuscadamente) del enfrentamiento directo con otros actores (onlineofflline) o incluso riéndose de sí mismo (cada semana hay decenas de memes acerca de él) y esto provoca que se genere atención sobre su persona. La última medición que hizo Facebook sobre el volumen de conversación que se produce de las elecciones en EEUU la ganó Trump el fin de semana del 15 de Diciembre con 50 millones de interacciones generadas por 14 millones de personas (el tema fue el veto “total y completo” de la entrada de musulmanes a EEUU).

4.- Usa imágenes. Aunque la mayoría de los candidatos usan esta estrategia digital efectiva, Trump es uno de los que más accede al público directamente en sus mítines y no desaprovecha la oportunidad de tomarse las famosas “selfies” con ellos e incluso sus fotógrafos toman la “foto de la foto” (selfie) y ésta indudablemente transmite enorme cercanía y empatía. Todo esto a diferencia de algunos candidatos nacionales que han tenido estrategias al estilo el primer ministro de la India cuando era candidato de colocar cabinas con su foto para que los adeptos se tomen una …. “falsa selfie”.

Ni todos los seguidores son votantes ni todos los Likes son votos. Esto es una gran realidad aquí o en Pekín. Como consultora esto es lo primero que aclaro a mis clientes y es la única conclusión válida luego de una elección, sin embargo obtener el engagement deseado en los canales digitales sí puede lograr empatía en la calle y sí puede traducirse en votos, eso también es una realidad. Recuerden que las redes sociales es ya un medio masivo de información y cómo tal es un medio estratégico para cualquier candidato.

Este 2016 (5 de junio) se realizarán comicios en 13 estados de la República, donde se elegirán 12 gubernaturas, 388 diputaciones y 965 ayuntamientos. ¿Ya están listos los candidatos para generar engagement? ¿Ya tienen su estrategia digital definida? Suerte a todos!

Fuente: Merca2.0