Marketing Político Minimalista

Por Felo Jiménez

¿Y si te digo que no es aparecer más, tampoco es hablar más, y mucho menos es
presentar planes y programas hasta para darle 20 vueltas a la luna?.
¿Si te digo que el elector ha cambiado o te digo que puedes enaltecer tus cualidades y
además de todo, te aseguro que todo el mundo tiene una historia que contar, la tuya
seguramente es muy buena?

¿TE ESTÁ LLAMANDO LA ATENCIÓN? Entonces, bienvenido/a al mundo del Political
Minimalist Marketing, o mejor dicho: AL MARKETING POLÍTICO MINIMALISTA.

Muchos son los consultores que entendemos los riesgos totalmente innecesarios de
una sobreexposición, siempre que comienzo la asesoría a cualquier candidato o llevo
la iniciación de cualquier persona que desee entrar en política, lo primero que hago
como norma, es realizar un análisis de sus cualidades-defectos-virtudes, luego me
centro en el tipo de elección y por último pienso en la estrategia para lograr el
objetivo. Generalmente la estrategia no es rígida pero siempre será evolutiva, pero si,
tengo un secreto y el secreto consiste en diseñarle al candidato un plan de acuerdo a
su esencia, a sus puntos positivos, a lo que pueda hacer mejor y de forma natural.

El elector ha cambiado, no valora un candidato por aparecer en todo momento y en
todos los medios, tampoco valora un candidato por ocupar un espacio hablando dos
horas sin cesar, siendo unidireccional en el sentido estricto de la palabra; mucho
menos creen en una persona que salga a prometer planes milagrosos o programas de

imposible cumplimiento, ya que hoy por hoy las personas están bien informadas y/o
pueden verificar la información con mucha facilidad.

Cuando se plantea una estrategia de marketing minimalista, no quiere decir que
menos es mejor, lo que se debe hacer, es utilizar lo mejor del candidato adecuando
estas características al tipo de elección, para lograr así, contundencia en cada uno de
los movimientos que previamente se tienen pautados.

Calidad y no cantidad: Es increíble el ahorro de recursos económicos que se puede
lograr cuando se utiliza esta estrategia de forma eficiente, esto es debido, a que
nuestra planificación está confeccionada para que sea de alto impacto. No vamos a
trabajar con cuanta herramienta o técnica de marketing político exista, tampoco
vamos a utilizar lo esencial, nada de eso, pero, precisaremos y trabajaremos con lo
mejor para lograr conectar con el elector, para que sienta confianza en el candidato y
lo que representa, para fidelizar la opción que les estas presentando o en la que estás
trabajando.

No te sobreexpongas ni te desaparezcas, no hables de más, pero tampoco te
mantengas callado, diseña un buen plan de gestión con posibilidades reales de
cumplimiento (Ni se te ocurra prometer proyectos para darle veinte vueltas a la luna),
tienes cualidades, solo consigue el camino para enaltecerlas y por último, recuerda
que tienes una historia, ¡cuéntala! pero cuando lo hagas procura hacerlo bien.

Siempre explico que cuando se trata de estrategias electorales, sin duda alguna será
fundamental para cualquier consultor o cualquier político que esté pensando
participar en un proceso de elecciones, diseñarla para que tenga efectividad; pero
tener una estrategia no es garantía de éxito, si en ella no confluyen todos los
elementos necesarios para que así sea y que definitivamente son muchos más de lo
que comúnmente se piensa.

“Un asesor de marketing político no deja nada al azar y todo responde a una
estrategia”


EVENTO RECOMENDADO:
Presencia las elecciones Argentinas desde la primera fila.
Octubre 23 al 27 – Buenos Aires.

Detalles en: https://mpoliti.co/2miBqzb ◄◄