Cuatro enfoques teóricos sobre comportamiento electoral

behavioral_psychology

Por: Jonathan Duarte

Los fundamentos básicos de toda campaña política deben tener en cuenta que existen enfoques que mueven el electorado y en todos los casos hacen la diferencia en cualquier escenario electoral.

Las siguientes teorías intentan responder a los siguientes interrogantes: por qué la gente vota, por qué se abstiene, y en el caso de los votantes, por qué los votantes prefieren a uno o a otro candidato.

 

El enfoque sociológico, uno de los primeros que aparece en la ciencia política con el propósito de explicar el comportamiento electoral de los ciudadanos, encontró, entre otros hallazgos los siguientes:

Las campañas electorales logran fundamentalmente reforzar las simpatías que ya existen por el candidato, para otros, el efecto de la campaña es un efecto de activación de simpatías latentes que ya inclinaban a la persona por un candidato pero que aún no se habían manifestado con fuerza o con la decisión de voto. Un efecto menor de las campañas es el efecto conversión: lograr que quien sentía simpatía por un candidato pase a apoyarlo o lograr que un individuo apático decida votar.

 

El enfoque psicosocial aporta una consideración de gran valor: la gente no es neutra enfrente a los estímulos políticos, sino que los filtra en forma permanente según su propia identidad política. En este proceso la afiliación partidista juega un papel central para interpretar los estímulos y las realidades según el color político o la coincidencia entre el color político del candidato y el propio, lo cual se refleja en la tendencia a apoyar al candidato de su mismo partido político.

De otro lado la gente tiene muy presentes dos criterios para evaluar a los candidatos, uno es su credibilidad y otro es la capacidad del candidato para ese cargo. Otras actitudes que se han considerado útiles para entender el comportamiento electoral de la gente son: La gente que más interés tiene en las campañas más tiende a votar, las personas a quienes les preocupa el resultado de las elecciones están más dispuestas a votar, cuando la gente percibe que hay competencia entre los candidatos y le importa el resultado, tiende más a votar. De las anteriores anotaciones se desprende una estrategia importante en el desarrollo de una campaña, asegurarse que el electorado crea hasta el último momento que los resultados de las elecciones son inciertos y que el voto de cada uno puede gente para ir a votar.

Un aporte importante de este enfoque es la importancia de la imagen que se forma el ciudadano sobre el candidato, las propuestas y los partidos, esto ayudaría a cerrar la brecha entre el candidato y los ciudadanos a través de la implementación de las estrategias comunicativas adecuadas.

 

Un tercer enfoque hace alusión al llamado enfoque racional según el cual los electores toman su decisión de voto después de una evaluación costo-beneficio, según esto, el elector frente a cada candidato, se pregunta. ¿Cuánto gano votando por él?, ¿cuánto pierdo? Y termina votando por el candidato que le brinda mayores beneficios.

 

El cuarto enfoque se refiere al modelo de razones emocionales, el cual constituye una alternativa frente a las teorías cognitivas aún hoy predominantes en la psicología. Las reacciones emocionales generadas por los candidatos en una elección permiten explicar satisfactoriamente las preferencias por uno u otro, y que esas reacciones explican también una parte considerable de la búsqueda de información por parte de los electores durante una campaña.