Hillary Presidente

Por: Jamer Chica

“Parece que todo está dado para que el apellido “Clinton” regrese al despacho oval. El candidato Republicano Donald Trump, paradójicamente le ha facilitado la tarea a su contrincante, quien ha sacado a relucir su experiencia y madurez política, tomándole una ventaja importante en la carrera por la casa blanca.”

 

Hillary Clinton puede hacer historia el 8 de Noviembre de 2016, por convertirse en la primera mujer que asume la Presidencia de los Estados Unidos de Norteamérica en sus 240 años de historia, su camino para lograrlo no ha sido fácil, a ella le ha tocado, desde sobrellevar el apellido de su esposo, el ex Presidente Bill Clinton, cuestionado durante su mandato por sus escándalos sexuales, además de sortear una gran contienda con Bernie Sanders en las primarias para ganarse la nominación de su partido, hasta librar una gran batalla contra el Magnate Donald Trump, por cautivar a un electorado que cada vez muestra más inconformidad por la clase política tradicional.

No obstante, Hillary ha demostrado tener gallardía, conocimiento y experiencia para asumir el mando de la casa blanca, toda vez que el desarrollo de su campaña ha estado a la altura, frente a los ataques provenientes de su contendor. De igual manera, el candidato republicano ha contribuido a catapultar la imagen y el favoritismo de Clinton, gracias a sus desafortunadas salidas en los debates y a sus cuestionados comentarios machistas, racistas y xenofóbicos que han tocado la fibra del elector norteamericano.

Podría decirse que en las últimas semanas, un Huracán de críticas ha hecho pedazos la campaña del Magnate, hasta el punto de someterlo a una crisis dentro de su mismo partido y amenazar seriamente su aspiración de convertirse en el próximo Presidente de los Estados Unidos.

Estos han sido los tres momentos que han impactado negativamente la campaña de Donald Trump y que la casa demócrata ha aprovechado a su favor:

Primer debate.

Durante la mayor parte del primer debate, la candidata demócrata salió victoriosa, fue calculadora, controlada y meticulosa en cada intervención, exponiendo sus argumentos con elocuencia, prudente en la defensa y certera en el ataque; desde el otro extremo, Donald Trump lució débil de argumentos, ofensivo, temperamental y desconcentrado, algo totalmente diferente de lo que demostró en las primarias.

Hillary Clinton se vio ocasionalmente propensa a los ataques planeados por Trump, no obstante supo desviarlos y manejar la situación, contra atacó a su adversario de manera contundente; las declaraciones de impuestos, las demandas laborales y los comentarios racistas, fueron fatales para el candidato republicano, que no embistió el ataque de su contendora y lo hizo ver como alguien deshonesto, arbitrario y discriminatorio.

En pocas palabras, Trump comenzó atacando y terminó defendiéndose, mientras el magnate se justificaba, Hillary inteligentemente ganaba terreno, la estrategia fue perfecta, toda vez que la misma se preparó previamente para cada uno de los cuestionamientos de su adversario, mientras que el candidato republicano no conocía las cartas que le tenía preparadas Clinton, colocando a este en un terreno inhóspito.

Al final del debate, Trump lanzó su último improperio y cuestionó la resistencia de Clinton, lo cual inconscientemente le abrió las puertas a la candidata demócrata para sacar a relucir su experiencia como Senadora y Secretaria de Estado, exponiendo su amplio conocimiento en temas de política exterior, negociaciones diplomáticas y su pericia como congresista, afirmando que ella está más preparada para llegar al despacho oval.

De igual manera, Clinton aprovechó la oportunidad para demostrar que el Magnate ha menospreciado a las mujeres en anteriores ocasiones, exhortó: “alguien que ha dicho que el embarazo es una inconveniencia para los empleadores, que ha dicho que las mujeres no se merecen salarios igualitarios a menos que hagan el trabajo tan bien como los hombres, no merece ser Presidente de los Estados Unidos”.

En consecuencia, Hillary Clinton le ganó el primer pulso a Trump, a quien llevó contra las cuerdas, el magnate no supo reaccionar al plan premeditado por la candidata demócrata, quien lució siempre sonriente, afectándolo determinantemente en su primera salida.

Segundo debate.

En la segunda salida, se esperaba a un Donald Trump más metódico, sin embargo se limitó a actuar bajo el mismo guión del primer debate, el magnate se empeñó más en “hacer ver mal a Clinton”, que en presentar sus innovadoras propuestas, algo que lo caracterizó en las primarias; de nuevo Hillary estaba preparada para el bosquejo de críticas que lanzaría Trump, fue una defensa armada previamente que dio buenos resultados.

Durante el desarrollo del segundo debate, llovieron improperios de lado y lado, nada alentador para un segmento del electorado que esperaba ver algo diferente, el nivel subió luego de que se publicara un video en el que Trump hizo comentarios obscenos sobre las mujeres y presumiera de agredirlas sexualmente.

El escándalo de los correos enviados por Hillary Clinton usando un servidor privado mientras fue secretaria de Estado, no se hizo esperar, era uno de los misiles que tenía preparado Trump, no obstante, Hillary en tono modesto salió al paso exhortando que se hacía responsable de su error, cortando de entrada cualquier pretensión del magnate por desprestigiarla.

Trump volvió a atacar, diciendo que si él hiciera las leyes, ella estaría “en la cárcel”, un comentario reprochado tanto por demócratas, como por republicanos, que en vez de sumarle puntos, le restó apoyo político.

Hillary de nuevo jugó su carta de desprestigio, manifestó en su intervención: “lo hemos visto insultar a mujeres por la forma en que lucen, denigrarlas de muchas maneras, ha atacado a los inmigrantes, a los afroamericanos, a los prisioneros de guerra, a las personas discapacitadas.”

En conclusión, la segunda salida se vio afectada por los escándalos del pasado, dos candidatos buscando ganar la favorabilidad del elector, con la sangre del adversario puesta sobre la arena,  algo que desfavorece el plano democrático y que genera mayor apatía por parte del público, toda vez que ambos candidatos provocan más rechazo que adhesión, lo cual significa redoblar esfuerzos por conquistar un electorado desencantado de la política, algo sumamente complejo.

Crisis Republicana.

Luego de que se publicara el video en el que Trump alardea de hacer lo que se le antoja sexualmente con las mujeres, se generó una crisis interna en su propio partido. Varias figuras republicanas le retiraron su apoyo político y le pidieron que declinara su postulación.

Al magnate, su pasado cargado de extravagancia, le pasó cuenta de cobro, sin duda es un golpe fuerte para la campaña del republicano, primero fue la controversia que generó el trato descalificador contra la ex Miss Universo Alicia Machado, ahora, el video que es viral en las redes, donde se aprecia a Trump haciendo comentarios obscenos sobre las mujeres.

Trump le ha causado demasiado daño a su campaña, sus comentarios sobre los musulmanes y los mexicanos han sido perjudiciales para su imagen, pero  la desafortunada grabación, provocó una gran crisis partidista.

El ex candidato presidencial John McCain y la ex secretaria de Estado, Condoleezza Rice, declinaron su apoyo político, insinuando además que Trump se debía retirar de la carrera por la casa blanca. John Thune, Senador de Dakota del Sur, declaró a través de su cuenta de Twitter: “Donald Trump debe retirarse y Mike Pence debe ser nuestro candidato inmediatamente”. Acto seguido, el Gobernador Dennis Daugaard, señaló: “Ya es suficiente. Donald Trump debería retirarse a favor del gobernador Mike Pence. Esta elección es demasiado importante”. Pence, compañero de fórmula de Trump, exhortó: “No justifico sus comentarios y no puedo defenderlos. Agradezco que haya expresado su arrepentimiento”, la senadora Kelly Ayotte también se unió a la lista que han dicho que no van a votar por Trump. Por su parte, el Gobernador de Utah, Gary Herbert, afirmó: “Las declaraciones de Trump van más allá de lo ofensivo y despreciable. Si bien no puedo votar por Hillary Clinton, tampoco lo haré por Trump”.

De igual manera, el Gobernador de Nevada, Brian Sandoval, se pronunció: “Este video expone no sólo palabras, sino ahora un patrón establecido, que me parece repugnante e inaceptable para un candidato a presidente de los Estados Unidos. No puedo apoyarlo como candidato de mi partido”. El presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, también criticó duramente al candidato.

Los Senadores de Alaska, Lisa Murkowski y Dan Sullivan; la Senadora Shelley Moore Capito, el Senador de Colorado, Cory Gardner, el Senador de Arkansas, John Boozman, el ex Gobernador de Florida, Jeb Bush, además de Ted Cruz, Marco Rubio entre otros, se unieron a la larga lista de republicanos que no apoyaran al magnate en su aspiración, lo cual debilita flagrantemente la candidatura republicana y de paso le abre las puertas de la casa blanca a la demócrata Hillary Clinton.

Parece que todo está dado para que el apellido “Clinton” regrese al despacho oval. El candidato Republicano Donald Trump, paradójicamente le ha facilitado la tarea a su contrincante, quien ha sacado a relucir su experiencia y madurez política, tomándole una ventaja importante en la carrera por la casa blanca. Después de las primarias, Trump se ha debilitado flagrantemente, sus comentarios machistas, racistas y xenofóbicos del pasado, ahora juegan en su contra, el desconocimiento en asuntos estatales también ha hecho mella en sus “flojos” debates de los que no ha salido bien librado; la caída del magnate parece que no se detiene, en las últimas semanas ha perdido favoritismo y apoyo político de su mismo partido, favoreciendo con ello la campaña de la casa demócrata.

Al parecer y si nada extraordinario ocurre, Hillary Clinton se convertiría en la Presidente número 45 de la gran nación americana, además, sería la primer mujer en conseguir sentarse en el despacho oval para dirigir las políticas de los Norteamericanos.


Ven a presenciar las elecciones presidenciales USA ’16 desde la primera fila.
¡Será una elección inolvidable! y tu puedes ser parte de ella. La cita es en Washington, DC. Noviembre 4-8. Inscríbete aquí: http://AmericaElige.com ◄◄Seminario Conferencia Elecciones Estados Unidos USA 2016 Clinton Trump

Fuente: Blog de Jamer Chica